LA CARTA NATAL ES UN MAPA DONDE SE VISLUMBRA NUESTRA ESENCIA

                

¿Qué es la astrología y qué es la carta natal?

Muchas miradas teóricas investigan la personalidad humana, la astrología humanista estudia el desarrollo de la personalidad y cómo medio e individuo están íntimamente ligados.

La persona y su medio social, comenzando por la familia, así como la persona y el cosmos.

La carta natal representa en un gráfico colmado de símbolos, una matriz que refleja nuestra identidad esencial. Desde ésta mirada el cielo en el momento de nuestro nacimiento está en consonancia con nuestra esencia, y la refleja cual metáfora en nuestra carta natal. 

Carta Natal

Éste gráfico circular contiene distintas cualidades y matices, y es tarea del astrólogo traducirlo a un lenguaje comprensible y cálido. La Astrología Humanista se caracteriza por no juzgar ningún aspecto, sin divinizar ni demonizar ningún signo planeta o configuración.

Esta es una de las partes más hermosas a mi entender ; ya que si miramos sin juicio algo se siente libre de amenazas y puede aparecer, surgir desplegarse y florecer.

Partes que conforman nuestra carta natal

La carta natal tiene 10 planetas, más asteroides y otros puntos relevantes, cada parte contiene una función y representa una cualidad del ser. Podría decirse que tiene una identidad central, un director de orquesta que invita a desarrollar un “propósito” (el Sol), así como un conjunto característico de respuestas y necesidades emocionales (la Luna). 

Tiene su propio modo de racionalizar, de decodificar la información y de comunicarla (Mercurio) así como un sistema de creencias personal y familiar que actúan como un lente para observar la realidad.

 Tiene un modo particular de expresar su deseo y voluntad (Marte).  Así como algo que le atrae naturalmente de otros, un modo de vincularse con ellos y una estética propia (Venus)

Tiene su propia forma de expandirse y crecer (Júpiter) así como ciertos valores morales, éticos y una forma de dar respuesta a las preguntas más existenciales de la vida. También una imagen interna de “Dios” o de lo divino.( también representado por el enorme Júpiter).

Tiene su manera particular de poner orden y límites, teniendo una autoridad propia interna (Saturno). Refleja ciertos ideales colectivos que apuntan al progreso, cambio y evolución (Urano). Tiene aspiraciones espirituales innatas que reflejan anhelos espirituales colectivos y arquetípicos (Neptuno).

 Tiene un instinto de supervivencia central que puede resultar protector para su continuidad, pero también puede ser destructivo cuando se encuentra bajo fuerzas amenazantes. Así como una forma de vivir los procesos alquímicos de depuración y metamorfosis (Plutón) 

Tiene una imagen y un papel que desempeñar ante los ojos de la sociedad, aportándole algo vital de su identidad (MC- Medio Cielo) y una personalidad y energía particular que se expresará e irradiará en el primer encuentro con los demás (Asc). 

Los signos son 12 formas arquetípicas diferenciadas que tiñen de cualidades específicas cada Planeta, y tendrán salida ó se expresarán a través de ciertas esferas de la vida, las casas astrológicas del mandala.

Te presentás al mundo de acuerdo con tu Asc y MC. Conciente o no de ello y tenés un planeta regente que enfocará tu expresión en una determinada esfera de la vida.

La carta natal como guía del viaje de la vida

 La carta natal puede utilizarse como un guía de viaje, o manual de usuario. También es un cofre de recuerdos de experiencias pre-verbales, así como transgeneracionales. Contiene en sí misma un caudal de capas y capas de información, y depende de la conciencia de quien la observe y decodifique la información que se develará.

La idea es utilizarla para el crecimiento personal y aprender cómo expandirse y crecer en ese círculo cada vez más y más. Realizarnos en esto llamado vida.

El tiempo como agente activo que nos transforma

La maravillosa tarea del tiempo, si permitimos que nos atraviese, es ir develando distintas facetas, talentos y recursos. Dejar que nos permita limpiar y pulir aquello que duele o molesta, así como permitir aflorar nuestros deseos más profundos.

Hay ciertas edades que marcan momentos cúlmines de nuestro desarrollo. Por ejemplo entre los 27 y 30 años de edad, el Retorno de Saturno.

La carta natal, así como la personalidad, tienen una configuración particular, algo ya dado y consolidado , a su vez como la mismísma personalidad, el tiempo opera sobre ella y ésta se va modificando. ( Esto se puede esbozar en tránsitos ,progresiones y revoluciones solares.)

Naturalmente hay personalidades más rígidas, donde ese tiempo podrá facilitar cierta expansión pero con limitaciones, y otras más flexibles, fluidas, propensas al cambio y a la expansión, con la capacidad de en ese movimiento develar el misterio de la profundidad de sí mismo.

La astrología humanista, alineada al Humanismo como corriente psicológica y filosófica cree profundamente en el ser humano.

Un ser humano que con las condiciones adecuadas puede desplegar lo mejor de sí mismo y llegar a la autorealización. Cree en el cambio y en el proceso terapéutico como ambiente positivo para facilitar el desarrollo de las potencialidades latentes del consultante.

¿Cómo se explica?

Un niño nace en el día y hora en que el cielo está en armonía con su energía individual, reflejándose cual espejo en el cielo.

También nace dentro de sistemas (familia-sociedad-pueblo-ciudad) el cual coincide con su energía.

El medio primario del niño, su sistema familiar, y su contexto son los primeros contactos encarnados por el afuera de SU propia energía.

Una personalidad suele identificarse con una porción de su carta natal, tal vez los aspectos más coherentes entre sí, y puede quedar una parte de la matriz natal en sombra.

Entonces : ¿La carta natal es la personalidad?

Hacemos identidad en una parte de toda nuestra carta natal, pero otras partes pueden estar ciegas para nosotros mismos. Dicho de forma sencilla, no las reconocemos como propias, pero sin embargo operan en la construcción de nuestros vínculos y realidad.

Por esto conocer nuestra cartal natal es una gran herramienta para el autodescubrimiento, comprensión profunda de nosotros mismos, así como una gran herramienta para nuestro desarrollo personal.

Al ver nuestra carta podemos ver que partes son manifestadas por nosotros así como cuales quedan en sombra encarnadas por el afuera o por situaciones de “destino”.

Necesitaré vincularme con otras personas que completan el equilibro de mi movimiento. Esas personas van a ser mi “destino”.

En cambio, con otras personas no me cruzare jamás. Porque no hay estructuración dinámica del equilibrio entre nosotros.

La astrología humanista también estudia las redes vinculares o sea las energías que se vinculan, tanto dentro de la propia carta natal, en lo interno del individuo, las fuerzas y arquetipos que dialogan o interactúan internamente, y también las energías que se vinculan del individuo con el afuera.


Los planetas y signos son arquetipo

Los planetas y signos actúan como símbolos para representar imágenes, estereotipos, modelos, patrones personales, sociales y colectivos.

Desde la psicología Jungeana representan “arquetipos”.

Estos patrones actúan de manera similar a los patrones de conducta psicológicos, como los complejos.

Cada individualidad expresará y vivirá cada arquetipo de forma particular. Y tendrá ciertos complejos dominantes. Los cuales a través del tiempo representarán en la vida de la persona “escenas arquetípicas” características de ese arquetipo o personaje interno.

CADA PLANETA REPRESENTARÁ DISTINTAS PARTES DE LA TOTALIDAD DE LA PERSONA

POR EJEMPLO 

  • SOL = LA IDENTIDAD /EL YO  E IMAGEN PATERNA
  • LA LUNA = LOS MECANISMOS EMOCIONALES     E IMAGEN MATERNA       
  • VENUS= MANERA DE VINCULARME CON OTRO Y SENTIDO ESTÉTICO    
  • MARTE= COMO LLEVO A CABO MI DESEO          

  • JÚPITER = EL SENTIDO EXISTENCIAL QUE LE ENCUENTRO A LA   VIDA
  • QUIRON: LA HERIDA, EL SANADOR HERIDO Y NUESTRA CAPACIDAD DE TRANSFORMAR EL DOLOR EN SABIDURIA

Todos los aspectos de la carta natal se ven en la realidad del individuo sea porque las utiliza él -encarnándolas uno en luz identificándose con ellas- ó ya sea en sombra, se las muestran las situaciones de destino o personas con las cuales se vincula.

Lo evolutivo en la carta natal es que a través del tiempo (Saturno/cronos) mediante ciertos tránsitos que van ocurriendo y movilizando ciertas áreas y despertando ciertos arquetipos ó personajes internos.

Flexibilizar el yo y la conciencia para ir integrando la mayor cantidad de partes de nuestra matriz energética es importante, así nos hacemos cargo de nuestra potencia. Tomando cada vez más la vida y nuestra fuerza.

El lenguaje astrológico permite RESIGNIFICAR ciertas facetas y personajes, flexibilizar creencias o preconceptos.

Por ejemplo en relación al planeta Marte una persona puede pensar : “Todo lo energético me parece violento” cuando tal vez es un recorte, rechazando así lo energético en sí misma y quedando con poca fuerza. Marte en un extremo puede ser violencia pero en el otro es energía vital, fuerza la capacidad desear e ir un búsqueda de ello, lo cual sin dudas nos conecta con la vida. Sin deseo se está en un estado depresivo, si no deseo nada, el mundo ya es indiferente. Con deseo me muevo hacia adelante conquistando territorio y logrando objetivos que nos hacen sentirnos plenos.

Otro ejemplo podría ser “Cualquier limite se siente como una pared y quiero vivir en un lugar sin limites” cuando no se tiene trabajado el planeta Saturno. Al resignificarlo se comprende que el limite es preciso y ayuda también a concretar el deseo, a preservar la vida y a ordenar lo caotico. El sentido de la conexión con la carta natal es poder utilizar las partes más creativas de cada energía entrando en un proceso de purificación y de expresión. Y construir una vida acorde a nuestra esencia mirando con profundo respeto quienes somos.

En el proceso se podrán ir recordando memorias antiguas, resignficándolas y manifestándolas de una manera diferente … eso es evolución.

También se iran comprendiendo ciertos mecanismos para poder gobernarlos  y no que ellos nos gobiernen.

En síntesis…reconocer nuestras propias partes conformantes es entrar en un proceso de conciencia para sacar el elixir de cada una de las partes.

Beneficios de la Astrología Humanista

La comprensión profunda de nosotros mismos utilizando la herramienta simbólica de la carta natal, ayuda a conectar con nuestra interioridad de una manera profunda y compasiva.

La astrología nos ayuda a comprender con empatía nuestros mecanismos emocionales, entender su origen y forma de expresarse.

También ayuda a develar y poner en palabras nuestras dinámicas vinculares, siendo más consciente de ellas y así pudiéndo intervenir de forma voluntaria para lograr tener vínculos más plenos y saludables.

Aprender a orientar su naturaleza de la forma más saludable y benéfica para nosotros, así como para el medio que nos rodea.



REGALÁ ASTROLOGÍA


Gráfico Carta Natal

En cada uno de nosotros, está escrita la razón de nuestros actos; un código que contiene la esencia de nuestro destino; ese código tiene, a mi juicio, el cariz de una metáfora.

Milan Kundera

Necesitaré vincularme con otras personas que completan el equilibro de mi movimiento. Esas personas van a ser mi “destino”.