Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros- J.P.Sartre Click To Tweet

¿Qué son las creencias?

Las creencias interpelan entre el mundo y nuestra interpretación de él. Así como unos lentes con un filtro específico.

Una creencia es el sentimiento de certeza sobre el significado de algo. Y al ser certeza pareciera ser incuestionable. Es una afirmación personal que consideramos verdadera. Las creencias, que en muchos casos son subconscientes, afectan a la percepción que tenemos del mundo, de nosotros, de los demás y de las situaciones que nos rodean.

Las creencias actúan como convicciones y prejuicios, estrechando la percepción. También tienen el poder de actuar como una profecía auto-cumplida.

Estas creencias se pueden trabajar desde el enfoque de consultoría psicológica humanista y a la vez se pueden observar en la carta natal.

Las creencias en la Carta Natal:

Por ejemplo un aspecto de Sol cuadratura Plutón la creencia implícita puede ser:
” Los hombres son peligrosos y/o traicioneros y pueden destruirme”.

Pudiendo tomar ante esto un rol sumiso proyectando poder en esas figuras.
Ó adoptando un rol hipermasculino en defensa de aquel masculino amenazante. Perdiendo así la capacidad de conectar con partes más blandas de la carta natal.

Otro ejemplo podría ser:
Venus- Saturno:

” No soy bastante buen@ para recibir amor”.

Obedecemos órdenes que ni recordamos haber oído.

A veces nuestro accionar está guiado por éstas creencias que tomamos como absolutas… obedeciendo órdenes que ni recordamos haber oído, pero que guían nuestra percepción y conducta teniendo un poder enorme en nosotros.

Estas creencias tienen un motivo por el cual se originaron y existen, pero podemos observarlas para transformar las que ya no nos sirven y que tiñen de juicios erróneos, limitantes y dolorosos tanto nuestra percepción como la simbolización de nuestras experiencias.

Mirando con comprensión las propias creencias…

Comprender que se originaron con un sentido de protección, tal vez por experiencias de la niñez, donde hicimos un recorte de que la realidad era eso que observamos y lo traducimos a una creencia absoluta.

O se generaron al tomar como propios y verdaderos discursos de nuestro medio… pudiendo estar arrastrando una creencia o visión del mundo de generación en generación sin siquiera haber oído a la persona que la utilizaba.
Si incluimos para analizar esto el paradigma de las Constelaciones Familiares, podemos ver que muchas veces tomamos como propias creencias ajenas, de personas del sistema familiar, como una suerte de “lealtad familiar” diciéndole estoy con vos en esto, o ratifico que lo que me decís es verdad.

Y al querer ratificar que es verdad se genera destino que confirma aquella creencia.
Ejemplo: una madre que le dice a la hija “los hombres son infieles” probablemente la hija se enamore de hombre que confirmen esa creencia, diciéndole en un plano sutil a la madre “mamá estoy con vos en esto, tenías razón, o compartimos el mismo destino” cumpliendo así la lealtad. Donde lo que los une es esa historia en común y esa percepción del mundo.

Reflexión y cuestionamiento

Preguntarnos si las creencias que profesamos en este momento, lo que creemos de nosotros mismos, de los hombres, de las mujeres y del mundo en general. ¿Son congruentes con lo que queremos en la vida y con lo que queremos para nuestro futuro?

Lo importante no es destruir la creencia sino mirarla desde una nueva perspectiva, incluir un nuevo enunciado, enriquecernos con nuevas posibilidades. Añadir un elemento de opción consciente, generar alternativas…

Dar pie a la evolución más que a la repetición. Vivir nuestra vida de forma filosófica es cuestionar justamente aquellas verdades que creíamos que eran incuestionables. Click To Tweet

La meta última: poder construir y vivir un camino con un mayor grado de LIBERTAD.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *